El centenario de la SAC sueca comentado por una sindicalista de la SKT siberiana. “La esencia de la protesta de los trabajadores sindicalistas”

Sábado 21 de agosto de 2010, por Starostina Elena

El centenario de la SAC sueca comentado por una sindicalista de la SKT siberiana. “La esencia de la protesta de los trabajadores sindicalistas” (20.07.2010)

1. Una delegación de la SKT participó en las actividades del centenario de la SAC [en junio de 2010]. Muy brevemente, Elena Starostina, ¿qué nos puedes decir de este sindicato?

La organización Central de Trabajadores de Suecia - SAC existe desde hace 100 años. Es un sindicato obrero de verdad. La SAC organizó a los trabajadores sobre la base de un enfoque táctico e ideológico anarcosindicalista. Es decir, un sindicato de clase, que defiende el internacionalismo y la solidaridad de los trabajadores. Los mismos trabajadores crearon sindicatos en las empresas, para luchar por sus derechos en el lugar de trabajo y fuera de él, incluso si constituía una violación de los derechos de los trabajadores, claramente limitados por los partidos políticos que utilizan los trabajadores para alcanzar el poder. La estructura de la SAC como sindicalismo auténtico es una estructura horizontal, claramente anti-autoritaria, con raíces en la autogestión, o sea controlada por los trabajadores y no por los ideólogos y los jefes autoritarios.

La SAC cuenta oficialmente ahora con más de 6.000 afiliados. Además hay en paralelo una organización juvenil la SUF (Federación Sindicalista de Jóvenes) y una organización anti-fascista que está trabajando junto con la SAC.

La SAC tiene secciones llamadas LS (sección Local) en muchas ciudades y pueblos, con una especie de unión de células. Éstas trabajan de manera independiente, tienen sus contribuciones en efectivo y puede tener sus propias instalaciones. Los delegados de los Secciones Locales tienen un Congreso cada tres años para abordar y coordinar la acción. Hay sindicatos en varios sectores, pero no sólo. Hay asociaciones de personas en el sindicato para atender problemas sociales. Por ejemplo, el grupo de "regularización", que organiza los inmigrantes ilegales para la defensa de sus derechos.

Cuatro veces al año se reúnen los representantes de Secciones Locales para coordinar las acciones y solucionar problemas urgentes. Tuve la suerte de asistir a una de estas reuniones. Me sorprendió agradablemente con qué responsabilidad y atención fue escuchado cada representante de las redes locales de la SAC por los demás compañeros. Y también ver cómo simples trabajadores resuelven y planean acciones sindicales a largo plazo en estas reuniones así como la táctica de sus células o de sus acciones de solidaridad. En este caso es evidente que se ha instalado en las gentes la tradición libertaria, sindicalista del sindicato, y no tienen miedo a expresarse.

2. ¿Cuál es la diferencia principal entre la SAC y el sindicalismo tradicional? ¿Qué definición darías del sindicalismo como teoría y práctica operarias?

Para mí, la SAC es un sindicato, que tiene y mantiene la tradición clasista real del sindicalismo, al que vienen los propios trabajadores, sin los empleadores, y el sindicato lo organizan los mismos trabajadores, para proteger y defender sus derechos en el trabajo y fuera. Por otra parte, la SAC es un sindicato ideológico, y me quedé asombrada por trabajadores de varios sectores que se presentan como anarcosindicalistas y anarco comunistas-, y vi diferentes folletos de contenido libertario que leen los trabajadores. Ellos representan claramente y continúan con la tradición de los sindicatos obreros cuyo objetivo final es que los trabajadores se apoderen de los medios de producción.

El principio de no participar en los partidos políticos y en las elecciones, y la presión sobre el gobierno por la acción directa y el control de parte de las autoridades a través de los sindicatos de trabajadores, permiten a la SAC mantenerse y preservarse de la corrupción y de la inutilidad de los partidos a favor de la patronal y de sindicatos pro patronales. Y eso diferencia la SAC de los sindicatos tradicionales. Lamentablemente, en Rusia los trabajadores están formateados por la máquina estatal y el paternalismo de los bolcheviques y de los neoliberales, y los obreros tienen tendencias conformistas, no pueden imaginarse un mundo de otra ideología ni siquiera una tendencia a la auto organización y a un asomo de autogestión. Muy difícil es volver a crear en la gente los principios de apoyo mutuo, solidaridad, pero allá en Suecia se ven un sindicato ideológico obrero y organizaciones autogestionadas.

Bueno, la diferencia entre la SAS y los “trade unions” se puede simplificar comparando con los sindicatos de Inglaterra que participan en las elecciones y nombran a sus funcionarios en los partidos. Y hasta en Rusia no existe, es sencillamente un espectáculo de supuestas actividades sindicales bajo las siglas de FNPR [Federatsia nezavisimij prefsoyuzov Rossii, Federación de Sindicatos Independientes de Rusia]. Hay peores situaciones.

En general, la SAC continúa 100 años después de su creacion, por supuesto no sin dificultades, su tradición sindical, con el mantenimiento de la solidaridad entre los trabajadores, la visión de la meta final del trabajo con justicia y sin patronal, pero con la gestión y la propiedad de las empresas por los propios trabajadores.

3. Las organizaciones sindicalistas obreras y anarcosindicalistas no son tan masivas, y a veces perjudica al sindicalismo. ¿Puede ser que la afiliación masiva, sobre todo como masa teórica, no sea tan importante?

La asociación de las personas en una organización se hace por la defensa de sus derechos y libertades, para poner en práctica sus ideas, ayudar a otros en los mismos grupos de personas y demostrar la capacidad de la gente para autogestionarse desde abajo. En mi opinión, estas asociaciones a menudo se producen de forma espontánea, para resolver cualquier problema social que surja. Y cuando el problema esté resuelto, este grupo de personas que tiene una práctica de lucha social, sintiendo la esencia de la solidaridad, la sensación de la alegría de las prácticas que compartir, y la satisfacción de ayudar a los demás, no se desintegra, sino que seguirá en el futuro, desarrollando los principios de su organización, sin líderes, con una base voluntaria, para encontrar soluciones juntos. Se puede suponer que son acciones sindicalistas de la gente. Es difícil imaginar que en una época de neoliberalismo, la gente en gran número sea capaz de asociarse en organizaciones que operan con principios de ayuda mutua, autoorganización, autogestión, sin jefes. [...]

4. ¿Cuáles son los sindicatos de otros países que colaboran con la SAC? ¿Cómo ves esta relación?


Bueno, por supuesto, con los sindicatos rojos y negros, que creen en la base ideológica del anarcosindicalismo. Hay el sindicato IWW (Trabajadores Industriales del Mundo) que es legendario y con una historia interesante. La CNT francesa (Confederación Nacional del Trabajo), el sindicato alemán FAU (Unión de Trabajadores Libres), que no tiene una gran fuerza en Alemania, pero sí un impacto en su política de acción directa y denuncias judiciales. La central sindical roja y negra CGT (Confederación General del Trabajo), el sindicato más numeroso entre los sindicatos europeos rojos y negros, con unos 60.000 adherentes. Algunos sindicatos italianos Unicobas y USI.

Pienso que la cooperación, por ejemplo con la SAC, ha desempeñado un papel importante para nosotros. Ya en los 1990 y en 2000 la SAC realizó seminarios y reuniones para los trabajadores de Siberia, que dieron los núcleos iniciadores del sindicato. Eso fue una ayuda para la SKT en sus acciones prácticas. Con esta cooperación ganamos mucho en la base teórica de cara al movimiento obrero en Europa, y en la base sindical para el movimiento obrero.

La cooperación entre sindicatos se concreta sobre todo en apoyo a miembros del sindicato sometidos a la presión de las autoridades, del empleador. Se intercambian experiencias de lucha, acciones de solidaridad, intercambio de material teórico, ideas de la sociedad libertaria. [...]

7. La SAC en su programa, en sus documentos está en contra del capitalismo y del asalariado. La SAC contempla la futura sociedad como un socialismo libertario (libre). ¿Qué es el socialismo libertario y en qué se diferencia del socialismo de la ex Unión Soviética?

Yo viví el apogeo del llamado socialismo de cuartel en la URSS. Vengo de una familia de trabajadores. Hablé con los mismos hijos de familias trabajadoras y vi toda su vida laboral desde el interior. Vivian y trabajan únicamente. Mi padre araba, ahorraba dinero para las vacaciones, llamadas ocio, sacaba en negro céntimo por céntimo para la familia. En las familias obreras hablaban de los jefes como de los latifundistas, con el mismo enfoque. Muchos de los trabajadores se emborrachaban, ahora entiendo por qué. En nuestro país tuvimos el socialismo de la URSS, ¡con nuestros trabajadores, con el ustedes deben ser libres y felices! En la radio y la televisión había los discursos repugnantes de líderes y del Congreso del PC de la URSS, los burócratas que se hartaban en comilonas, directores de fábricas, con su mirada de asco para los trabajadores. [...] La masa de los trabajadores en tal socialismo autoritario esta explotada, pero era mucho peor. A nosotros, estando aún en la escuela, se nos enseñaba que estos trabajadores no tenian amos, porque trabajaban por el beneficio del Estado, que no habia que protestar, tener pensamientos sobre la libertad de expresión, porque teniamos el socialismo, todo se hacia de modo justo.

Los trabajadores, en este tipo de socialismo de cuartel, no aprendían, y peor aún, se olvidaban por completo del sentido de la rebelión, de la protesta, cuando te pisotean a ti y tus derechos en la empresa. Todo eso se enseñó a toda la masa de trabajadores, que el Estado socialista en este socialismo se preocupaba por ellos. El socialismo autoritario, donde el gobierno encabezado por la nomenklatura del partido (la clase explotadora) se sienta en el arca de los beneficios obtenidos por los trabajadores como mis padres y los demás trabajadores, para distribuirlos a su antojo, para cerrar la boca a los recalcitrantes, para que la gente se desacostumbre a pensar y luchar. De ahí que ahora existe una masa trabajadora pasiva, sumisa al paternalismo.

Y con el socialismo libertario es todo lo contrario. La autogestión de abajo hacia arriba, el borramiento del Estado (sí, sí son principios anarquistas, señores gobernantes) basada en grupos, comunas de gente autoorganizada, solidaria, que crean mediante sus acuerdos una vida social, donde la gente toma sus propias decisiones. Pero tiene que haber una mayoría con pensamientos no conformistas, proclive y deseosa de autogestión, con preocupación por la justicia y formas justas de administración. Como la SAC que ya tomó esta vía con su acción sindical. [...]

Texto ruso completo en http://www.avtonom.org/node/12747,y (http://skt.pp.ru/).