Veredicto del TOF 2 (Tribunal Oral Federal N° 2, calle Comodoro Py) de la Ciudad de Buenos Aires

Jueves 23 de diciembre de 2010, por frank

Veredicto del TOF 2 (Tribunal Oral Federal N° 2, calle Comodoro Py) de la Ciudad de Buenos Aires

Varios factores incidieron en la fecha prevista del 21 de diciembre de 2010 para que la hora se fijara al final a partir de las 18 h. 30, con proyección simultánea en una sala adicional del edificio de Tribunales -la SOV, Sala de Uso Múltiple- con un aforo de más de un centenar de personas y en la calle con dos pantallas gigantes.

Fue valiosísimo el trabajo de la Asociación de ex detenidos y desaparecidos (www.exdesaparecidos.org.ar), en particular de Hebe de Cáceres de Madrid y de Adriana Calvo víctima de un cáncer el 12 de diciembre (http://www.fondation-besnard.org/article.php3?id_article=1102), para que los fiscales del TOF 2 pudieran avanzar. Pero hubo una grosera intentona de apropiarse del previsible buen resultados de las sentencias.

No fue exitosa la grosera maniobra de recuperación política de personas adictas a la Presidencia [HIJOS de Capital, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), poco numerosas y algunas con la ridícula remera de “juventud sindical” en un país en que la mafia criminal de la CGT tiene el aval de la presidente de la República y su completa ausencia frente a la esclavitud laboral infantil (http://www.fondation-besnard.org/article.php3?id_article=1078) y mínima eficacia para la prostitución de menores de ambos sexos.

En cambio, sí fue un gran aporte humano la lectura durante unas dos horas y media del veredicto con numerosas penas de cárcel perpetua por crímenes de lesa humanidad. Varios nietitos notaron la evocación de sus abuelas y abuelos, familiares que habían enterrado sus miedos y sus zigzagueos o, todo lo contrario, quienes no dejaron de sobrevivir con el dolor encima tuvieron por fin la satisfacción de dar con fiscales que pedían prisión perpetua por genocidio para los dieciséis imputados. Una solicitud inaudita en los tribunales de la capital de Argentina (sabiendo los riesgos que implica de parte de los partidarios indirectos y directos de la dictadura militar en el clero, la justicia y los mandos represivos de todo tipo).

Los tres jueces se quedaron en “crímenes de lesa humanidad” (sin duda para no chocar demasiado la línea presidencial absurda de que el ejército y las fuerzas represivas no participaron al 100 % en los crímenes) para doce genocidas lo que soslaya cualquier posibilidad de prescriptibilidad o indulto. Y a pesar de las contradicciones que vamos a ver, sientan los tres jueces un record absoluto entre sus pares de la ciudad de Buenos Aires (con las mismas secuelas probables ya evocadas para los fiscales). Lo discutible es que tres criminales fueron condenados únicamente a 25 años (uno por una convención de extraditación entre España y Argentina que prohíbe la perpetuidad; los otros dos por dudas sobre sus fechorías) y uno extrañamente absuelto. Los fundamentos se darán en marzo de 2011.

Para la luchadora popular María Esther Tello fue una gran satisfacción así como la alentadora presencia del embajador de Francia Asvazadourian y del responsable de DD HH Mounier, de este país. Este control desde el extranjero, como los juicios en curso en Italia y en Francia, son una necesidad para que los juicios no queden en aguas de borraja, y un ejemplo viene en el siguiente párrafo.

El periódico de la Presidencia Página 12 del 22 de diciembre de 2010, como conclusión de su evocación del juicio, reprodujo una frase dirigida a la hija ex detenida de una Madre inolvidable desaparecida por la junta militar (Esther Ballestrino de Careaga que encontró a su hija y volvió con las otras Madres diciéndoles Todos los desaparecidos son nuestros hijos) . María Esther de Tello dijo “Finalmente hemos llegado. Una evidente fórmula para expresar que nos hicieron esperar durante 27 años, quisieron imponernos la reconciliación, cancelaron las leyes de obediencia debida y de punto final para que todo fuera a paso de tortuga o incluso para que no pasara nada, para que la muerte acabe con nuestras querellas judiciales. Y cuando se hizo un juicio de verdad desaparecieron a Jorge Julio López para amedrentar a los testigos y familiares, pero logramos superar estas alevosías y crapulerías con nuestra acción constante y gracias a jueces honrados.

Pablo Daniel Tello y Rafael Arnaldo Tello, obreros de un astillero detenidos en 1978, dos militantes sindicales de Resistencia Libertaria e hijos y compañeros de militancia de María Esther encontraron anoche una conclusión jurídica. ¿Y qué pasa con Marcelo Tello cuadro de Resistencia Libertaria y militante sindical, desaparecido el 9 de maro de 1976 en Córdoba?

Parece ser que las desapariciones durante el gobierno peronista de Isabelita están cajoneadas y en aguja muerta para no molestar durante la próxima campaña presidencial de 2011. Se impone por lo tanto una presión nacional e internacional para que avance la causa.

Sin embargo, los jueces y los abogados de Córdoba dictaron sentencia de perpetuidad (la segunda) contra el ex jefe de la Junta Militar Videla (que justifica todavía los asesinatos con pobres argumentos) y Menéndez (la quinta contra el responsable de la III Cuerpo Militar y perdedor de la guerra de las Malvinas) en el TOF de Córdoba. Sería bueno que continuasen los responsables de la justicia con las víctimas cordobesas antes del golpe militar puesto que fueron las mismas fuerzas con los mismos mandos contra los mismos activistas obreros.

Frank Mintz, 23.12.2010