Lucha de las mujeres argelinas contra la precariedad laboral. Los contratos precarios no resuelven el problema del paro

Domingo 26 de febrero de 2012, por CGT-e

Lucha de las mujeres argelinas contra la precariedad laboral. Los contratos precarios no resuelven el problema del paro

(http://www.cgtandalucia.org/Lucha-de-las-mujeres-argelinas) 26.02.12

El Colectivo de mujeres trabajadoras, afiliadas al Sindicato nacional autónomo del personal de la Administración pública (Snapap), ha comenzado una campaña para denunciar “la precariedad en la cual viven millares de trabajadoras”, organizando una concentración en Argel en el CHU Nafissa Hamoud (exParnet) el pasado 22 de febrero.

Es el inicio de una serie de acciones, programadas para el mes de marzo, destinadas “a hacer oír la voz de la mujer trabajadora argelina de las cuales una gran parte lucha por la mejora de sus condiciones sociales, pero que no puede realizarse sin la mejora de sus condiciones profesionales”. Varias decenas de sindicalistas estaban presentes en la concentración, expresando su preocupación por las malas condiciones de vida del día a día, que sufren también los hombres ya que la precariedad afecta a todo el mundo.

Pero son las mujeres las que sufren de manera más grave el tormento de la precariedad. Las contrataciones masivas en el marco de los dispositivos de la red social y el ANEM (Agencia nacional de empleo) han generalizado “la situación de precariedad”.El personal, en su mayoría femenino, sufre toda clase de chantajes, de acosos, en particular, moral y administrativo, si quieren consolidar su trabajo. Según el comité de mujeres del SNAPAP, “urge liberar alas trabajadoras y a los trabajadores de estas prácticas dignas de otros tiempos”.

Para integrarse en un puesto fijo los empleados, las mujeres, en particular, soportan toda clase de humillaciones y presiones morales y administrativas. “Ciertamente, no es una situación vivida solamente por las mujeres, pero son ellas las más expuestas a estas presiones”.Hay algunas mujeres con el título de ingeniería empleadas como “vigilantes nocturnos” interinos. Estas mujeres sufren incluso para mantener este puesto de trabajo.

Las dificultades para encontrar un puesto de trabajo en su especialidad: son enormes. Mientras que en sectores privados se rechaza el trabajo de mujeres cualificadas con el pretexto de que la legislación argelina prohíbe el recurso al personal femenino para el trabajo de noche, se las contrata en empleos basura para trabajos nocturnos.

La plataforma reivindicativa contiene también puntos vinculados “a la explotación sufrida” por l@s trabajador@s contratad@s en el marco del pre empleo.

Traducimos una entrevista a Yamina Maghraoui, presidenta del Comité de mujeres trabajadoras del Snapap y un artículo del periódico el Watan sobre la política de pre empleo.

Entrevista a Yamina Maghraoui

¿- Qué impacto espera tener con este movimiento de protesta?

Es el quinto encuentro que nuestro sindicato organiza en el territorio nacional. Programamos esta acción para sensibilizar a la opinión pública sobre el deterioro que están provocando las malas condiciones de trabajo. Este deterioro tiende a no tenerse en cuenta con la generalización de la precariedad, en particular, con las contrataciones masivas efectuadas estos últimos años, en particular, en el marco de la red social y los dispositivos de pre empleo.

Ciertamente, las preocupaciones que exponemos se refieren a todos los funcionarios. Aspiramos a llevar las autoridades públicas a reaccionar y tomar medidas ante este deterioro.

¿- Las acciones anteriores tuvieron el eco deseado?

No por el momento. Las autoridades no han dado la menor señal de un posible diálogo. Pero hay resultados relativos al apoyo de otras categorías de funcionarios que viven el infierno, debido al mal seguimiento de los dispositivos de contratación. ¡El pre empleo contemplaba objetivos positivos, pero la falta de seguimiento ha hecho que millares de explotados jóvenes, sufran intimidaciones y un acoso continuo! Los trabajadores comienzan a expresarse un poco por todas partes, pero es necesario tiempo para una mejor organización.

¿- El Comité de mujeres trabajadoras piensa emprender otras acciones por esta misma causa?

El mes de marzo estará cargado. Trazamos un programa de acción para llegar a más gente. Preparamos también una acción de protesta para el 8 de marzo.

La lucha para la mejora de la vida cotidiana de los trabajadores está en marcha y la mujer no puede permanecer fuera de estas acciones. Es parte integrante del mundo del trabajo. Y es con ella que el cambio vendrá.

23/02/12 Fatima Arab

La política del pre empleo: La juventud sumergida en la precariedad

Una verdadera bomba de efectos retardados. Se ha contratado a millares de jóvenes, estos últimos años, en el marco de los dispositivos destinados a realizar cifras milagrosas en la creación de empleo, para frenar la lucha social. Han tenido derecho a todas las promesas de inserción, nombramientos o aumento de salario

Estos jóvenes son titulares de títulos universitarios o recién salidos de los centros de formación profesional. Los beneficiarios de los distintos tipos de contratos preempleo combaten hoy por una regularización y colocan a las autoridades públicas ante sus responsabilidades, conscientes que están pagando los gastos de las contrataciones masivas y sobre todo políticas, sin ninguna visión a medio y largo plazo. Pequeña reseña del drama vivido a diario por estos millones de jóvenes.

Una botella de gasolina para lavar la afrenta

Youssef, licenciado en derecho, beneficiario de uno de los dispositivos del ANEM, cobra apenas 9000 DA (unos 90 euros). Trabaja a jornada completa en una institución que depende de los servicios sociales de la wilaya de Argel. “Mi salario sirve solamente para pagar mis desplazamientos diarios entre Réghaïa (al este de Argel) y Argel-centro. No como al mediodía. Cuando percibo mi salario, es para pagar las deudas contraídas el mes anterior. Si resistí, es en parte para conseguir un puesto fijo en caso de que un puesto permanente quedara libre. Pero hace varios años que esta situación dura. Ciertamente, me beneficio de una protección social, pero me es imposible seguir a trimer como eso, sin ningún resultado. La última vez, he querido regarme de gasolina y quemarme vivo para hacerles pagar todos estos años idos en humo. Se pagan con nuestras cabezas, la desdicha es que tienen enlaces por todas partes, por lo tanto ninguna esperanza”, confiado. Por “ellos”, Youssef designa a los responsables de la contratación en las distintas instituciones.

“Últimamente, quise informarme sobre el estado actual de mi expediente en nuestra dirección. El responsable ni siquiera quería recibirme. Tomaba cita cada semana, en vano. Después de varios meses de espera, por fin lo encontré. Ese señor, sin ni siquiera tomarse la molestia de mirarme, me significó que le hacía perder su tiempo. No tengo que preocuparme por mi expediente. “Frases del tipo `si hay algo nuevo, se le comunicará’, sirven precisamente para burlarse nosotros cada vez que queremos exponer el problema vinculado al retraso acusado en el pago de los salarios”, expone el joven empleado, que intenta describirnos el drama que vive a diario. “Cuando se consigue obtener una cita, el responsable concerniente os aconseja tomar otra para hablar de otro aspecto. Es decir no puedes tomar cita para informarte sobre tu caso y exponer el problema del retraso del pago del salario el mismo día.” ¡“Incompetencia, burocracia, falta de educación, menosprecio, no sé cómo llamar estas actitudes!

En cualquier caso, quería morir en el mismo momento. La idea de regarme de gasolina y de prenderme fuego me cruzó el espíritu. ¿Qué debo hacer? Tantos años pasados paciente y prudentemente esperando algo que no vendrá nunca”, se desespera. “Lloré como un niño. Mi espíritu estaba atormentado por la idea de inmolarme con fuego para vengarme de ellos, para que tengan mi caso sobre su conciencia, pero no tenía el valor. El rostro de mi madre terminó por resurgir. Soy creyente, no puedo hacer eso. No quiero cometer un pecado.”

La oficina de recursos humanos de esta institución, en Argel-centro, es asaltada diariamente por millares de funcionarios que esperan la regularización de su situación.

“¡Si al menos se alcanzase el salario mínimo!”

Otros licenciados insertados en los mismos dispositivos renunciaron sencillamente a su búsqueda de regularización. ¡“Negocié mis sueños! ”, bromeaba un empleado del Ayuntamiento de Sidi M’hamed. “Ya no buscamos ser fijos. Es al parecer imposible. Después de los aumentos de salario de varias categorías de funcionarios y el anuncio de la revalorización de la jubilación, deseamos que el Presidente anuncie una decisión en nuestro favor”, espera nuestro interlocutor. “Si solamente nuestros salarios fueran revisados al alza, sería de verdad una suerte”, considera Farida, psicóloga, empleada en el marco del dispositivo ANEM en una casa de jóvenes. “Sé que es utópico contemplar un contrato fijo, pero con el SNMG (salario mínimo interprofesional), sería un paso no desdeñable”.

Graves infracciones

Es así como se consideran las fantasiosas declaraciones de los responsables, recogidas por la prensa o la TV. “La última vez, el Primer Ministro declaró que todos los trabajadores, incluidos los del ANEM, son afectados por la subida del SNMG”, señala un joven empleado de un Ayuntamiento de Argel. ¡“Al parecer, van a prorrogar los contratos! No va a ser tres años, pero es renovable”, piensa Karim A., ingeniero en informática, empleado en la red social como suplente de educación.

El sector público no es el único reclutador en el marco de los dispositivos ANEM. 150.000 empleos serán creados en el sector privado en los próximos meses. El Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad social, Tayeb Louh, lo anunció en septiembre de 2011. El sector económico privado obtendrá beneficio de una mano de obra pagada gratuitamente por el Estado. Las empresas se benefician también de ventajas fiscales, en el mismo concepto que las que efectúan contrataciones “clásicas”.

Jóvenes que trabajan en el marco del dispositivo del ANEM comunican graves infracciones, que no han suscitado hasta ahora ninguna reacción de las autoridades públicas. Los gerentes de empresas, que cuentan entre su personal empleados del preempleo, no pagan los salarios previstos por los diseñadores del dispositivo. “En el ANEM, se nos explicó que 12.000 DA (120 euros) serán pagados mensualmente por el ANEM y que el patrono privado deberá pagar el resto de la suma para alcanzar al menos el SNMG”, recuerda Fatima, 32 años, empleada en una escuela maternal. “Raros son los patronos que aplican esta disposición. ¿Por qué lo harían si no hay control? ”, se pregunta una sindicalista.

Saliha tiene 27 años. Es abogada. Defiende a los clientes del gabinete que la emplea. Está muy contenta de discutir con abogados experimentados en los tribunales. Siente un orgullo “indescriptible” cada vez que gana un “pleito” ante los jueces: “Todo eso es desgraciadamente transitorio. Mi contrato finalizará en tres meses y es ilusorio creer que el gabinete prevé cualquier contrato fijo. Estoy en la obligación de buscar un puesto en otra parte, lo que no es fácil, o contentarme con la oferta de mi patrón consistente en trabajar bajo contrato como aprendiz por 4000 DA!” (40 euros)

Microempresas

Jefes de empresa (de PYME en particular) pasan de la reglamentación. Los empleados a veces ni siquiera tienen los fines de semana libres sin ninguna compensación. “Efectuamos el mismo trabajo que nuestros compañeros. Somos tan competentes como ellos, pero si uno de nosotros reclama un día de descanso o una prima después de cualquier esfuerzo suplementario, el patrçon amenaza con poner fin al contrato y con hacernos sustituir al día siguiente”, testimonia una joven, empleada en una estructura de mantenimiento. “Los empleados evitan pues quejarse para no perder el pequeño salario y la seguridad social de la que se benefician”, sostiene. “Jefes de empresas recurren a este tipo de contratación para garantizarse una mano de obra gratuita y sacar provecho de las ventajas fiscales, pero apenas son molestados por las infracciones que cometen”, señala la Sra. Falil, secretaria general del Comité de trabajadores del preempleo. La reglamentación prevé que solamente el 15 debieran salir de los dispositivos del preempoi, pero “id a preguntar a las empleadas de las peluquerías, de los talleres, de los gabinetes de abogado, de las sociedades de consultoría y constatad la realidad”, nos aconseja una joven abogada que trabaja en Argel en el marco del ANEM.

Prácticas esclavistas

El Comité de trabajadores del preempleo y de la red social denuncia “prácticas esclavistas”. En el sector público, el propio Estado infringe la reglamentación. Efectuar varias renovaciones del mismo tipo de contrato constituye una violación de la legislación laboral. El retraso en el pago de los salarios, las restricciones de las libertades sindicales son las “infracciones” observadas por la Sra. Falil, que denuncia el secretismo relativo a las contrataciones en el sector productivo. “Queremos hacernos representar en el sector productivo o en el privado, pero se nos rechazó la autorización. Hay prácticas injustas. Los jóvenes sufren en silencio para no perder lo poco que tienen. ¿Pero dónde está el control del Estado? ”, se pregunta.

A finales del pasado año, Tayeb Louh anunció que se crearían 150.000 puestos. Las organizaciones patronales se comprometieron a integrar a estos aspirantes pero con una ayuda mensual del Estado de 12.000 DA (120 euros) para cada puesto de trabajo creado. Un anuncio para los jóvenes en búsqueda de empleo

Según el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad social, iniciador de los dispositivos de preempleo a través de la Agencia nacional del empleo (ANEM) y la dirección de empleo de las wilayas (provincias), los beneficiarios perciben una remuneración mensual fijada, para los licenciados de la enseñanza superior, en 15.000 DA netos (150 euros), para los técnicos superiores en 10.000 DA netos (100 euros) y los beneficiarios de contratos de inserción profesional en 8000 DA netos (80 euros). Los beneficiarios de contratos de formación-inserción perciben una remuneración mensual de 12.000 DA netos (120 euros). Los jóvenes insertados en el marco de estos dispositivos se benefician de la seguridad social (enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales). Los patronos y los maestros-artesanos que contratan a los jóvenes se benefician de las mismas medidas incitativas de carácter fiscal y parafiscal previstas. La contratación de los jóvenes insertados en las empresas públicas y privadas da lugar a una contribución del Estado de 12.000 DA netos (120 euros) al mes para los universitarios por un contrato de 3 años renovables, de 10.000 DA neto al mes para los técnicos superiores por un contrato de 3 años renovables, de 8000 DA neto al mes para los contratos de trabajo ayudado concluido en el marco del contrato de inserción profesional para un contrato de 3 años renovables. El control de la ANEM y la dirección del empleo de las wilayas se refiere a la asignación del joven insertado a un puesto de trabajo relacionado con su formación y su cualificación; su inserción en un medio profesional; la transmisión mensual de las hojas de presencias contempladas por el patrono; la contratación del beneficiario después del período de inserción, a través de la transmisión de una copia del contrato de trabajo y la afiliación a la seguridad social; la entrega del certificado de inserción para los beneficiarios que no hayam sido contratados

http://www.elwatan.com/actualite/la-politique-du-pre-emploi-les-jeunes-embourbes-dans-la-precarite-15-02-2012-159094_109.php

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT