Las minorías revolucionarias en 1967, y su papel

lundi 18 juin 2012, par Noir et Rouge

Este texto se relaciona con “La teoría de las capillas” (http://www.fondation-besnard.org/article.php3?id_article=1284) y el clima francés de 1967-1970.

De hecho, me interesa porque prescinde del todo del enfoque plataformista (http://www.fondation-besnard.org/article.php3?id_article=517) de lo que viene a ser un ser un partido guía (en el fondo, no en la forma), con ribetes supuestamente anarquista.

Para mí, la línea plataformista puede encajar con un periodo de desorientación de los asalariados (Mali, Nigeria), para mantener una lucecita de análisis. En cambio es absurda cuando la conciencia de clase se va ampliando (África del Norte, Egipto) o ya existe (Argentina). En efecto, los militantes quedan aislados de los grandes grupos sociales y luego intentan penetrarla pero como se aferran a su Plataforma, se quedan afuera.

Me puedo equivocar, no propongo tutelas, y de todos modos este texto, creo yo, tiene propuestas que siguen vigentes.

Arriba los que luchan.

Frank, 18.06.12

Las minorías revolucionarias en 1967, y su papel

1) Todas las organizaciones o grupos supuestamente revolucionarios (desde el PC al grupo trotskista más pequeño) tienen su origen en el movimiento general de la clase obrera contra la burguesía (Iª Internacional I, Revolución Rusa, etc.). Ellos son su expresión.

Pero ahora todo aquel movimiento o ya no existe, o ha desplazado su centro de gravedad (habría que saber dónde está), de modo que los grupos u organizaciones quedan suspendidos en el vacío y ya no corresponden a un movimiento real (sólo el PC, tal vez, encaja con un movimiento verdadero, pero reformista). Por eso, estos grupos ya no pueden sino tener un único objetivo : el de la propia supervivencia. La organización se ha convertido en un fin en sí.

2) Históricamente los obstáculos a la emancipación de los trabajadores por los propios trabajadores fueron los siguientes :-la falta de conciencia de clase ; -la ausencia de medios técnicos que hagan posible la emancipación, la presencia del capitalismo (de la clase dominante). Dichos obstáculos están estrechamente vinculados, pero no son frentes de lucha.

3) El objetivo sigue siendo la gestión de todos los ámbitos de la vida, en todas partes.
Las minorías no pueden por lo tanto en ningún momento substituirse a quien sea para administrar una o más áreas de esta vida social. Al contrario, ella (la minoría) luchará contra cualquier grupo que intente administrar en solitario un área cualquiera, con la exclusión de parte de la gente interesada en la misma, incluso y especialmente si el grupo pretende gestionar en beneficio de todos.

Esto concierne sobre todo en nuestra época, en Francia, la gestión de la lucha política y económica de las masas.

En este sentido, la minoría no es la vanguardia. Ella lo es en la medida en que reconoce la necesidad de una revolución social para su propia liberación y es consciente de una serie de condiciones que realizar por y dentro de esta revolución (Por ejemplo : la acción directa de las masas contra el capital).

4) Un grupo, una organización anarquista sólo se representa, por consiguiente, a sí mismo. Sólo es una fracción de las clases explotadas, organizadas para luchar contra la burguesía.

5) La propaganda pierde entonces su sentido tradicional. De hecho un individuo, un grupo de individuos únicamente puede adquirir cierta conciencia, en determinadas circunstancias muy particulares. Las propagandas por la palabra, por escrito o por el hecho, sólo son eficaces en estas circunstancias particulares : es decir cuando expresan algo intuido por el receptor y que no tiene formulado todavía. (Ejemplo : es durante una huelga en la que la CGT está ordenando el regreso al trabajo, aunque no se ha obtenido nada, cuando es útil denunciar las burocracias sindicales). La propaganda es una partera de una idea en gestación.

6) Son las estructuras que impiden la toma de conciencia las que debemos atacar. Nuestro papel es pues esencialmente destructivo, por no poder administrar por los demás. Nuestra principal arma es entonces la acción directa que consiste en apoderarse o en destruir una parte del potencial ofensivo de la clase dominante contra las clases explotadas, modificando con eso, incluso levemente, la relación de fuerza. La propaganda puede entonces servir para proponer soluciones ya posibles dado el cambio de las condiciones por la acción directa.

7) La información será un punto importante de nuestros [palabras que faltan]. Información sobre todas las áreas (lo que ya hablamos en el CLJA (A), o en Burdeos (B).

La información será establece relaciones menos jerarquizadas entre el grupo y la masa que el lanzar consignas. La comunicación se verifica entonces en ambos sentidos ya que la información sólo se concibe como un intercambio-ICO- (C). Viene a ser un paliativo contra el obstáculo debido a la falta’ de medios técnicos a nuestra disposición para hacer posible la emancipación.

8) Las relaciones jerarquizadas deben tender a desaparecer en el grupo o en la organización. Y eso, no por buena voluntad, sino por un cambio de las condiciones internas del grupo : -mismo nivel de todos los miembros en cuanto a la información, a la comprensión y a la participación. Los medios deben ser los mismos (no pasar por alto aspectos como las finanzas, el tiempo libre [de cada persona], cultura, etc.)

9) No hay que temer las escisiones o las separaciones. No significan un debilitamiento de la lucha. Ocurren cuando hay una divergencia en el plano ideológico, pero [es] un momento de su evolución.

Puede suceder cuando hay diferencias ideológicas o estratégicas o cuando la jerarquización se va agudizando en lugar de disminuir. No olvidar nunca que la victoria no pasa por el fortalecimiento de la organización, sino por la constitución por el proletariado de sus propios y múltiples órganos de control, de lucha y de administración.

Por ahora, creo que se trata de constituir pequeños núcleos, claramente definidos, ideológica y estratégicamente (Ver la diferencia entre táctica y estrategia) que se relacionan más estrechamente en la acción con otros núcleos con los que están de acuerdo. No se trata aún de formar federaciones o uniones de grupos, y esto durante mucho tiempo

A) CLJA Centro de Lazo de los Jóvenes Anarquistas, que entre 1963 y 1967 fue un punto de encuentro entre militantes no miembros de la Federación Anarquista, entonces en manos de "viejos" burócratas, y algunos "disidentes" de la misma.

B) Burdeos, durante el Congreso de la Federación Anarquista en Burdeos en 1967, los "viejos" guardaron el poder expulsando a numerosos grupos contestatarios, que mantuvieron el contacto entre sí.

C) ICO Información Correspondencia Obrera, grupo al principio informal que terminó por reunir a militantes al margen, consejistas, anarquistas y situacionistas.

Jean-Pierre [Duteuil]

Grupo Noir et rouge, grupo de Nanterre, texto de discusión, 1967.