Vestigios del socialismo real versus una joven con ovarios bien puestos

mercredi 2 octobre 2013, par frank, Tolokonnikova Nadezhda

Vestigios del socialismo real versus una joven con ovarios bien puestos


La provincia de Mordovia me saludó [en otoño de 2012] con las palabras del vice director de la colonia penitenciaria para mujeres [=CP] el sub coronel Kuprianov, que de hecho manda nuestra CP N°14 : « Y sepa usted que mi convicción política es el estalinismo ».

Toda mi brigada del taller de costura trabaja entre 16 y 17 horas al día, desde las 7 h30 hasta la 0 h 30. De sueño, en el mejor de los casos, tenemos cuatro horas al día. Se tiene un día de descanso cada mes y medio. Casi cada domingo es laborable.

Nadezhda Tolokonnikova (conocida como cantante de un grupo disidente y condenada por desacato al Estado y a la religión ortodoxa, a dos años de detención en un campo famoso por su dureza) describe toda una serie de casos dignos de una zona franca china o nicaragüense, o de un taller de bolivianos clandestinos en la ciudad de Buenos Aires o en su provincia, en una carta abierta que así empieza :

El lunes 23 de septiembre [de 2013] me declaro en huelga de hambre. Es un método extremo, pero estoy absolutamente convencida de que es la única salida posible en mi situación.

La administración penitenciaria se niega a escucharme. Pero tampoco voy a dejar mis exigencias, no voy a permanecerme callada, contemplando sumisa cómo la gente se desmaya por las condiciones de esclavitud de la vida penitenciaria. Pido que se cumplan los derechos humanos en la colonia penitenciaria, pido que se cumpla la ley en los campos de la provincia de Mordovia. Pido que nos traten como seres humanos y no como esclavas.

Se puede observar cómo el Estado ruso, la religión ortodoxa, las feministas rusas no fueron capaces de impedir estas condiciones laborales infra humanas, sino alentarlas con su silencio. La carta de Nadezhda Tolokonnikova es por lo tanto un acto solidario colectivo (sus compañeras están quebradas por el miedo y las palizas).

El 1° de octubre de 2013 por motivos médicos Nadezhda dejó su huelga de hambre, con promesas de traslado a una colonia penitenciaria menos leninista. Ya es una hazaña que una joven nacida en noviembre de 1989 (23 años), en tales condiciones de acoso moral y agotamiento físico, haya resistido tanto tiempo. La prensa oficial, súbitamente, denunció también las condiciones degradantes de las presas.

[http://lenta.ru/articles/2013/09/23/tolokonnikova/]