El triángulo de la Bermudas. Independencia, Nacionalismo y Derecho a decidir

Martes 4 de agosto de 2015, por Ibáñez Tomás

Vivimos tiempos de cierto entusiasmo (de algunos militantes del Primer Mundo) por participar con entusiasmo en luchas nacionales que a veces ostentan aspectos libertarios (Rojava, acaso), u otras veces ribetes invisibles (la Ucrania bajo dominación rusa cristiana homófoba).

Es preciso recapacitar con las armas del pensamiento antes que las de un ejército puro y duro, por mucho que se diga autogestionario.

Un ejército tan viril que parece capaz de producir batallones femeninos cuya motivación puede nacer, entre otros factores, del deseo de varias mujeres que no aprecian ser violadas por sus "correligionarios" y "hermanos ideológicos".

Frank, 04.08.15.

Documentos adjuntos