ACCIÓN DIRECTA Lucha y Resistencia del Movimiento Sin Techo en Río de Janeiro

Miércoles 31 de enero de 2007, por Federação Anarquista do Rio de Janeiro

ACCIÓN DIRECTA
Lucha y Resistencia del Movimiento Sin Techo en Río de Janeiro

Federação Anarquista do Rio de Janeiro (FARJ)

“Internacional es el libre acuerdo establecido
por sobre las fronteras o división política de los pueblos”
Domingos Passos

La constante lucha por el socialismo libertario en Brasil, llevada a cabo por nuestra organización, se viene concretando con una actuación social que está basada en dos ejes estratégicos: los trabajos de nuestro frente comunitario y de nuestro frente de ocupaciones.

El frente comunitario hoy es el responsable por la gestión del Centro de Cultura Social de Río de Janeiro (CCS-RJ) y de todos los proyectos comunitarios que están radicados allí, como la gestión de la Biblioteca Social Fábio Luz (y el trabajo de producción teórica que allí se desarrolla), el proyecto de reciclaje y educación ambiental, el proyecto de letramiento (educación de jóvenes con dificultades de reconocimiento de la palabra escrita y sus funciones de comunicación), el curso comunitario preparatorio para el examen de ingreso, la red de distribución de productos alimenticios ecológicos (con la participación de pequeños agricultores), el proyecto de serigrafía y el núcleo de salud y alimentación Germinal (que promueve almuerzos vegetarianos regularmente).

El frente de ocupaciones se articula en torno al Frente Internacionalista de los Sin Techo (FIST). El trabajo de la FARJ con los sin techo tuvo inicio hace tres años y se desarrolla hoy en ocho ocupaciones urbanas: Vila da Conquista, Nelson Faria Marinho, Poeta Xynayba, Domingos Passos, Olga Benário, Confederação dos Tamoios, Margarida Maria Alves y Cuatro Casas del Instituto Benjamin Constant. Este trabajo surgió a partir de una demanda palpable de la población carioca, como motivo de toda la falta de espacio ocasionada por el libre tránsito del capital, que “limpia el centro” y que empuja a los pobres cada vez más hacia la periferia. Pobres que se ven obligados a hacinarse en los morros, en los suburbios o a kilómetros de distancia de sus lugares de trabajo (cuando este existe). Identificamos entonces, que este podría ser un terreno fértil para las ideas del anarquismo, ya que las ocupaciones urbanas cuestionan, en primera instancia, la propiedad privada, la especulación inmobiliaria y la lógica de la ganancia, o sea, los pilares centrales del capitalismo que, como tales, deben ser cuestionados y combatidos por medio de la organización de los explotados.

RELEVANCIA DE LA MILITANCIA SOCIAL

La bandera negra del anarquismo trae en su tradición muchas respuestas para los problemas de la explotación capitalista y estatista. Esas respuestas, muchas veces dentro del ámbito teórico, deben auxiliar al trabajo social y hacer que este se constituya como una herramienta concreta de lucha contra esa explotación. Para eso, es necesario sobrepasar las cuestiones teóricas y concretar nuestras demandas de transformación social; así es como buscamos ampliar los horizontes de los ideales libertarios y partir hacia la práctica real de transformación social. Creemos que es entre las mayores víctimas del capitalismo - personas que tienen necesidades reales y que sufren de manera más dura las consecuencias del capitalismo - donde el anarquismo tiene campo para florecer y para prosperar.
Por eso afirmamos la necesidad del trabajo social: una alternativa real de combate al orden establecido que ofrece posibilidades concretas de mejorías en las condiciones de vida de los trabajadores (empleados y desempleados) para, de ese modo, potenciar el ideal revolucionario. Si la discusión no gana cuerpo en la lucha social, la posibilidad de ejercemos alguna influencia política, económica o social es nula. Si el anarquismo pretende ser minimamente considerado, en términos de fuerza política que busca un espacio en la sociedad, debe salir de los guetos, actuar socialmente entre los movimientos sociales y buscar su lugar.

EL FRENTE INTERNACIONALISTA DE LOS SIN TECHO (FIST)

La constitución del FIST se dio a partir de este trabajo, que ya realizaba nuestra organización, en cuatro ocupaciones: Olga Benário, Vila da Conquista, Poeta Xynayba y Nelson Faria Marinho. La FARJ tuvo una importante participación en la constitución del FIST, estableciendo juntamente con sus otros miembros, principios éticos y morales mínimos para la convivencia, articulación política y organización de las luchas del movimiento de ocupaciones de Río de Janeiro. Además de eso, el respaldo jurídico a las ocupaciones también terminó constituyendo uno de sus fuertes pilares.

Dentro del FIST, la FARJ trabaja para organizarse con otras personas de ideologías diferentes (básicamente comunistas apartidarios) y representantes de cada una de las ocupaciones. Los militantes de la FARJ se dividen en la participación en las asambleas de las ocupaciones, siendo que algunas ya cuentan con militantes de la organización que residen en el lugar, como en el caso de la ocupación Poeta Xynayba, y en la participación de otras asambleas de ocupaciones que no cuentan con militantes residentes. El trabajo desarrollado gira sobre la formación política, la organización de actividades pedagógicas y educativas, sin contar la frecuente ayuda en las cuestiones que surgen en el día a día. Además de eso, estimulamos permanentemente la participación de todas las ocupaciones en el foro general de articulación, que es el FIST. También en esta instancia realizamos nuestro trabajo de propaganda del modelo de organización libertario, estimulando las prácticas libertarias como autogestión, federalismo, apoyo mutuo y acción directa, con el objetivo de que ocurran lo máximo posible en la práctica.

El crecimiento del FIST se da como resultado de un proceso muy fundamentado que busca, desde un primer momento, conversar directamente con los representantes de la comisión de vecinos de otras ocupaciones y, estrechando lazos, mostrar los ejemplos de las conquistas y de las ventajas de la articulación política en torno del Frente. El objetivo es tratar de llevar a esas personas a las reuniones del FIST, buscando que las ocupaciones salgan de la política estrictamente local, que envuelve sólo a la comunidad, y que pasen a trabajar articuladamente con las demás ocupaciones, con prácticas de solidaridad y apoyo mutuo.

Se hace un importante esfuerzo por terminar con el concepto de invasión y trabajar el concepto de ocupación, que lleva en su seno el concepto de posesión. La posesión estimula la no comercialización y la no obtención de ganancia sobre la propiedad, la propiedad colectiva que es utilizada por quien la necesita. Es importante, desde nuestro punto de vista, no transformar la vivienda en un sitio comercial, y discutir de manera clara, lo que es de uso privado (de cada uno) y lo que es de uso público (de todos). Generalmente lo que está dentro de las residencias como, por ejemplo, los bienes y los muebles, es privado. El espacio externo y los centros comunitarios, por ejemplo, son los espacios públicos.

Es así como realzamos la idea de reapropiación de un espacio abandonado, y como buscamos darle una función social a los espacios vacíos, transformándolos en vivienda para los sin techo cariocas.

ASPECTOS PEDAGÓGICOS DE LA LUCHA

Juzgamos, con mucha humildad y dedicación para la lucha, estar en el inicio de un proceso de inserción del anarquismo en el escenario político y de los procesos de lucha contemporáneos. Es a través de este trabajo que venimos utilizando el anarquismo como una herramienta fundamental de soporte a las luchas cotidianas.
Es más, en la lucha vemos que desaparecen muchas de las diferencias. Es en la lucha donde aprendemos, junto con otros explotados, las lecciones de la solidaridad y de la autogestión. Es exactamente cuando las personas están estimuladas a desarrollar completamente su potencial y se sienten involucradas en la lucha, y no son utilizadas meramente como una masa de maniobra, que se ven aflorar los principios libertarios.

La horizontalidad es un norte que guía nuestras acciones y que se establece como nuestro objetivo último, pero, como todos los que están en la lucha lo saben, esa búsqueda por la autogestión es incesante y, cuanto mayor es el trabajo desarrollado, mayor es la necesidad de trabajar. Es una búsqueda interminable que sólo se logra superar con un gran compromiso y dedicación, elementos que, con mucha humildad, hemos intentado traer a la militancia anarquista de Río de Janeiro. “Porque la noche oscura pasará, y trabajaremos para ver el amanecer.”

* Este artículo es una adaptación reducida del texto A Propriedade é um Roubo (La Propiedad es un Robo), publicado originalmente en la revista Protesta! 4 y disponible en internet en www.editorafaisca.net/propriedade.htm. Para obtener más detalles sobre cada una de las ocupaciones, ver el artículo completo.

Traducción: Martin Russo