CGT al embajador de Marruecos en Madrid 06.11.09

Viernes 6 de noviembre de 2009, por CGT-e

CGT al embajador de Marruecos en Madrid

A.A.: Sr. Omar Azziman, Embajador del Reino de Marruecos en Españal

Sr. Azziman:

Nos dirigimos a usted para mostrar nuestra preocupación y rechazo por la represión que están sufriendo en estás fechas nuestros compañeros de la Asociación de Diplomados en Paro de Marruecos (ANDCM).

Como usted sabrá, bajo la consigna “Huelga de hambre hasta la muerte o trabajo”, 7 compañeros de la ANDCM pertenecientes a la Sección de Taroudant se pusieron en huelga de hambre indefinida desde el 19 de octubre. Lo que motivo a los compañeros a tomar esta determinación, fue paralización de las negociaciones que mantenían con las autoridades provinciales para conseguir puestos de trabajo en la administración pública.

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) del Estado Español estamos siguiendo de cerca estos acontecimientos y nos sentimos verdaderamente alarmados por cómo se están desarrollando los mismos. En primer lugar no entendemos el motivo de la paralización de unas negociaciones cuyo objetivo
es conseguir puestos de trabajo para personas que carecen del mismo y que lo necesitan urgentemente para poder subsistir, ya que de lo contrario no hubieran adoptado una medida tan enérgica como la de la huelga de hambre.

Además de la actitud cerrada de las autoridades provinciales de Taroudant, nos encontramos con una aptitud represora por parte de la policía. Ayer, 5
de noviembre, se disolvió violentamente una concentración organizada por el comité de apoyo a los huelguistas. Como resultado de la represión policial
se ha detenido a un integrante de dicho comité de apoyo y otros dos miembros de la ANDCM, que están en huelga de hambre, tuvieron que ser llevados al hospital tras sufrir desmayos.

Consideramos que estos hechos incumplen gravemente derechos fundamentales recogidos en numerosos convenios internacionales suscritos por la mayoría de países, incluido Marruecos. Con estas actuaciones las autoridades de su país están negando el derecho al trabajo digno y mediante la represión policial están impidiendo que las personas se manifiesten, se expresen y se organicen en libertad, vulnerando también estos derechos fundamentales.

Por todo lo expuesto desde la Confederación General del Trabajo (CGT) solicitamos que sean atendidas las justas reivindicaciones de la ANDCM, que no son otras que trabajo digno y el derecho a existir como organización.

Debido a esta situación le comunicamos que la CGT suscribe el llamamiento de solidaridad internacional manifestando nuestra solidaridad con los 7 militantes de la ANDCM en huelga de hambre por defender su derecho al
trabajo y protestando contra los métodos iscriminatorios en la selección de los puestos de trabajo contra la sección de la ANDCM de Taroudant.

Atentamente

Jose Pascual Rubio Cano

Scr. Relaciones Internacionales CGT