Breve balance del centenario de la semana trágica en Barcelona y del asesinato de Francisco Ferrer i Guardia

Viernes 18 de diciembre de 2009, por Del Toro García Alejandro, frank, Peña Carlos

Breve balance del centenario de la semana trágica en Barcelona y del asesinato de Francisco Ferrer i Guardia

Las evocaciones en España y el mundo

Conviene aclarar primero que queremos concretar el postrer mensaje del mismo Francisco Ferrer i Guardia pocas horas antes de su fusilamiento: Deseo que en ningún momento, próximo ni lejano, se hagan manifestaciones de carácter religioso o político ante mis restos, porque entiendo que el tiempo que se dedica a ocuparse de los muertos sería mucho mejor provechoso destinarlo a mejorar la condición de los vivos, de la que tanta necesidad está precisada la gran mayoría de los hombres. [...] Tampoco deseo que en el futuro se hable de mí, pues soy contrario a la idea de crear ídolos, algo que encuentro inconveniente para el porvenir humano. Son los hechos y no las personas, los que deben alabarse o vituperarse [...] (Francisco Bergasa ¿Quién mató a Ferrer i Guardia?, Madrid, Aguilar, 2009, p. 522, http://www.centenario-ferreriguardia.org/?Frank-Mintz-Quien-mato-a-Ferrer-i)”.

Por eso para nosotros, la semana de rebeldía popular de julio de 1909 en Barcelona, el sarcasmo de un juicio inicuo y el fusilamiento de un representante notorio de la pedagogía libertaria conforman un conjunto indisociable.

Por lo que se refiere a la quema de iglesias y conventos, parece ser que es consecuencia de lo oprimido que se encuentra en sus intereses el pueblo español ante el favor que el Estado dispensa a las órdenes y congregaciones religiosas, contra las que ha querido de este modo vengarse. (Ferrer i Guardia en Bergasa, o. c., p. 254)”

Y este movimiento popular espontáneo contra el “orden establecido”, la represión inmediata del ejército justificada por la imposición de una inapelable Verdad histórica, el beneplácito estatal de varios fusilamiento de “desafectos”, este conjunto viene a representar un resumen anticipatorio de julio de 1936. La resistencia en parte espontánea contra el golpe militar de las clases pudientes, la represión sistemática durante decenios contra los rojos con una nueva verdad histórica del caudillo por la gracia de Dios, cum laude pontificana y de los potencias mundiales que no dejaron que se derrocara a Franco en 1944-45 (aplicación de la democracia burguesa que tenemos).

Albert Camus, libertario en muchos aspectos de su vida, enfocó a Ferrer i Guardia como figura colectiva y actual, antes de participar en un mitin de protesta por condenas a antifranquistas anarcosindicalistas Francisco Ferrer pensaba que nadie es malo por voluntad propia y que todo el mal que está en el mundo viene de la ignorancia. Por eso le asesinaron los ignorantes y la ignorancia se perpetúa todavía hoy en día a través de nuevas e incansables inquisiciones. Frente a ellas, no obstante, algunas víctimas, como Ferrer, siempre seguirán vivientes. (Octubre de 1959, citado por Grégory Chambat, « Francisco Ferrer: une école pour la sociale? », N’Autre école n° 21, hiver 2009, pp. 43-45, traducción castellana http://www.centenario-ferreriguardia.org/?Francisco-Ferrer-una-escuela-por)

Grégory Chambat prosigue con un estudio de la pedagogía de Ferrer i Guardia Si él se topa con la cuestión educativa, es en primer lugar por reacción a su propia experiencia: « Sólo tendría yo que tomar exactamente lo contrario de lo que viví », habría declarado a su amigo William Heaford. Moderna, su escuela lo será bajo la forma de una « venganza » (la expresión es de Maurice Dommanget), porque se presenta como « la negación positiva de la escuela del pasado ». Autodidacta en rebeldía contra el sistema escolar de su tiempo, él se inspira con rabia en la literatura pedagógica de su época. Pero si organiza una sociedad editorial para difundir obras y manuales conformes al espíritu de su enseñanza, es ante todo con los revolucionarios y los rebeldes, como los del Comité de iniciativa por la enseñanza integral (1898), con quienes prefiere compartir sus intuiciones pedagógicas. [...]

Agitador más que educador, animador y organizador revolucionario más que « didáctico », el libre pensador, el masón, van a realizarse en el movimiento anarcosindicalista incipiente del que explora con avidez todas las potencialidades. Participó, en 1903, en la fundación del periódico La Huelga General y colaboró en Solidaridad Obrera creada en 1907. [...] “Ahí radica sin duda la más actual enseñanza de Ferrer: la convicción de la indispensable convergencia entre el combate social/sindical y el combate pedagógico. Casi una regla de vida que no se limita a posturas o encantaciones. Un « combatiente en educación social [...] de realidades y realizador de ideas”, (Ramón Safón, [Le Rationalisme combattant, Francisco Ferrer y Guardia, París, CNT-RP, 2002]), que se preocupa más por organizar un movimiento pedagógico revolucionario que una ciencia de la educación y que se consagra tanto a la redacción de artículos para los periódicos de la clase obrera como a la creación no únicamente de una sino de decenas de escuelas. [...] Cuando algunos observadores subrayan que, entre los herederos de Ferrer, «se encuentran antes militantes políticos que militantes pedagógicos », ¿no es eso una profunda condena de la actual ceguera social de los movimientos pedagógicos? La herencia de Ferrer se tendría por tanto que buscar más en su acción cotidiana y su compromiso al lado de los más desamparados que en las revelaciones de una teoría acabada.

Se podía temer con razón una recuperación de la figura del pedagogo anarquista por el nacionalismo catalán o las instituciones pedagógicas, parece que el intento fue rápidamente abandonado y sí, en cambio, no faltaron las disquisiciones sobre la violencia de las masas (silenciando casi siempre el uso de la artillería contra los amotinados de Barcelona prácticamente desarmado). O sea el discurso auto justificativo actual de las fuerzas “sensatas, ilustradas” del verticalismo de la monarquía parlamentaria, que participa en la lucha antiterrorista mundial con fuerzas en Afganistán y tan poco hace en contra del terrorismo nacional de los cuatro millones de parados.

Los partidarios de Ferrer i Guardia dieron interesantes y serias reconstituciones de la semana trágica de 1909 en las tres confederaciones anarcosindicalistas y su prensa con la presencia constante de contribuciones de Dolors Marín, autora de La Semana Trágica. Barcelona en llamas, la revuelta popular y la Escuela Moderna en los periódicos Catalunya, Rojo y Negro, El Solidario, CNT [ver http://www.centenario-ferreriguardia.org/?La-revolucion-de-1909-en-Barcelona;]. Y se nota en particular en la Federación de la Enseñanza de CGT cómo sigue la estela con una expo pedagógica itinerante y un importante lugar dedicado a Ferrer i Guardia y su influencia.

Fuera de España y de las menciones a Ferrer i Guardia de sus correligionarios, se observan dos tendencias: un recuerdo modesto y en algunos casos un casi olvido de nuestro compañero (como en el mensual de la Federación Anarquista Búlgara Svobodna Misal -Libre Pensamiento- en 2009), un redescubrimiento de Ferrer i Guardia por los pedagogos, sobre todo en Bélgica.

Influencias directas e indirectas de Francisco Ferrer i Guardia en la problemática educativa actual

Es notable el enfoque social sobre la educación y cómo ésta no puede evolucionar separada del conjunto de la sociedad, sobre todo entre compañeros libertarios en Ucrania y Argentina en este año 2009.

Nezalesna Studentska Profspilka (Sindicato Estudiantil Independiente) de Kiev en su periódico Priama Dia [Acción Directa] n° 1 de 2009 publica en el articulo “pedagogía libertaria” de Ivan Shmatko concluye con Una educación libre necesita una sociedad activa que quiere librarse de la esclavitud. Esta educación se convierte en herramienta para conseguir la libertad. Una sociedad pasiva recibe lo que tenemos: un sistema de educación "creado por la mediocridad y adecuado sólo para crear mediocridad".

También aparece un “Manifiesto” que propone para el día a día estas acciones directas [...] en las luchas estudiantiles (Defender y ampliar los derechos y los intereses de los estudiantes -formación continua, becas, residencias universitarias, etc.-; Lucha por la limitación de los derechos de la administración y la sustitución de las funciones de los estudiantes-profesores por la autogestión;) [...] en la lucha social:
(Luchar por la libertad de expresión, prensa, reunión, [...], luchar contra el chovinismo y sus manifestaciones, [...]. ¡Viva la autogestión! ¡Libertad, igualdad, solidaridad estudiantil!

Tendencia anarquista en educación [Argentina 2009]

El sistema educativo en el que estamos inmersos no es una institución neutra, ni mucho menos ha sido constituido para lograr el bien común. El problema no es educación de mayor calidad (genérica, neutra) sino evitar que el punto de llegada del sujeto que pasa años en el sistema educativo sea el analfabetismo político y la renuncia a un compromiso de clase por un cambio social.

Es por esto que es necesario volver a vincular política con educación. La forma de hacer esto, además de la denuncia del carácter del sistema educativo, es el compromiso por la organización gremial docente y estudiantil y la puesta en práctica por parte del docente de una pedagogía crítica. [...] [El sistema educativo] al usurpar el Estado todos los espacios públicos, es el único lugar donde es posible adquirir las herramientas necesarias para salir a laburar o hacerlo en mejores condiciones. A la vez, buscando socializar los saberes que deberían estar en manos de todos y no en los de una élite intelectual como en la actualidad. [...]

Por ello consideramos como principios básicos, la participación horizontal y democrática, con línea política y de acción directa definida en asambleas como máxima instancia de decisión. [...] Pero la práctica horizontal por sí sola no alcanza para construir una herramienta de lucha. Junto a la auto organización de los estudiantes debemos realizar la crítica a la manera en que la sociedad y el sistema educativo se encuentran constituidos, permitiendo que algunos pocos exploten y opriman a la mayoría, a los que estamos abajo. A la vez edificando una propuesta de transformación junto a todos los oprimidos y explotados, una revolución de corte libertario que termine con la injusticia social para que nazcan la libertad y la igualdad para todos.

¿Y qué pasa con la pedagogía oficial y sus exponentes oficiales y oficiosos?

No vamos a pretender estar al tanto de lo que se prepara de China a EE UU y de Finlandia a Australia, pero ya tenemos material con lo que sabemos de España y Francia para el Primer mundo y Argentina y Bulgaria para los países supuestamente en vías de desarrollo, Senegal y Mali y otras colonias francesas (de hecho) para el Tercer mundo.

Es evidente que en los planes estatales, sociedad y educación van a la par hacia un paulatino progreso, y no es menos cierto que los libros de textos de los distintos cursos reflejan una indigencia intelectual espantosa y una ausencia de espacio para el aprendizaje del espíritu crítico. Una primera realidad/paradoja más que angustiante.

Si se conjuga con la educación de velocidad súper lenta de los barrios carenciados del Primer mundo y la deserción escolar (para las clases pobres fuera del Primer mundo) estamos de lleno en el infierno de Dante. Evidentemente, los eufemismos de los informes oficiales cubren esta parte de la realidad con alentadores porcentajes de pseudo recuperación de parte del alumnado (los supervivientes del gatillo fácil policial y de los asesinatos entre pandillas teleguiadas por intereses político-mafiosos, los que no murieron de hambre, de enfermedades curables con medicamentos baratos que no puede comprar la familia, de sida y otras pestes inseparables de la mugre en que están condenados a malvivir). Una segunda realidad/paradoja que ya es puro (doble discurso) o maquiavelismo (estrategia alevosa).
Por su misma postura dentro de la enseñanza oficial, los pedagogos se tienen que callar para no perder el puesto. A lo sumo pueden publicar advertencias más o menos medidas, con el lenguaje pulido de los ejecutivos. Pocos vinculan la situación escolar con el marco económico en que está la juventud.

La Fao (Food and Agriculture Organization, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) tanto como la Unicef (United Nations International Children’s Emergency Fund, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), se lamentan por su impotencia y el aislamiento en que las dejan los países supuestamente responsables de la financiación y estructuración de ambos organismos. Esa fría realidad del siglo XXI se puede contemplar desde dos enfoques.
O aceptamos el genocidio lento y paulatino de la pobreza actual, acaso una etapa necesaria para un desarrollo ulterior resplandeciente, garantizado por la mayoría de los jerarcas científicos, políticos y religiosos y las promesas de planes de emergencia (algo como el sol estalinista iluminando el horizonte de algunas canciones soviéticas).

O nos oponemos desde ya a un cataclismo evitable, programable, que abarca el medio ambiente y también los despidos diarios, las huidas cotidianas de sin papeles a otras tierras y las no menos cotidianas muertes de niños por hambre, carencia de fármacos básicos, infraestructura sanitaria abandonada o demasiado cara.
Tenemos que elegir como ciudadanos, como seres humanos, de qué lado nos situamos y las clases sociales que asesinaron a Francisco Ferrer i Guardia y que siguen provocando tantas muertes y vidas rotas ya indican un tipo de sociedad repelente y repugnante.

(Alejandro, Carlos, Frank)